Tras el verano es el momento de cuidarse: caída del cabello, hidratación de la piel, alimentación saludable

Tras el verano es el momento de cuidarse: caída del cabello, hidratación de la piel, alimentación saludable

Llega septiembre y nuestro cuerpo nos pide cambios. El cambio de tiempo y el estrés por la nueva rutina pasan factura. Por eso, es importante poner el foco en tres aspectos de nuestra vida:

  • -       La caída del cabello
  • -       La hidratación de la piel
  • -       Una alimentación saludable

¿Quieres saber por qué y qué puedes hacer para tener un buen comienzo en otoño? Sigue leyendo este post, te damos consejos y recomendaciones para que des la bienvenida otoñal de la mejor forma.

Caída del pelo en septiembre, ¿por qué?

Sales de la ducha y te das cuenta de la gran cantidad de pelo has perdido con solo lavártelo. Te pasas el cepillo, y más de lo mismo. ¡No te estreses, es completamente normal!

Cuando se nos cae el pelo en esta época del año, generalmente se debe a una renovación natural de nuestro cabello. ¿Los motivos? Los cambios del clima, de la temperatura y de la luz. ¿Cómo podemos distinguir éste tipo de pérdida de pelo a cualquier otro?

  • -       Ocurre de repente sobre estas fechas y acaba pasado un mes
  • -       La densidad de nuestro pelo sigue intacta, no perdemos volumen y no se nota a simple vista
  • -       El pelo caído es largo y grueso

Aunque sea normal en septiembre, te podemos dar algunos consejos para frenar la caída:

  • -       Sigue lavándote el pelo con total normalidad. Por dejar de lavártelo, no dejará de caerte.
  • -       Usa buenos productos para tu cabello, que no lo dañen y lo mantenga hidratado. Por ejemplo, champús con PH neutro y sin sulfatos.
  • -       Intenta evitar el secador o los tintes, ya que favorecen la rotura del pelo.
  • -       Incorpora en tu dieta las proteínas, la vitamina A, B, E, y algunos minerales como el hierro, el zinc, el yodo, cobre y magnesio.

Cuida de tu piel después del verano

Acabamos de pasar meses de mucha playa y montaña, de planes al aire libre… y eso nuestra piel lo sufre mucho. Una elevada exposición al sol provoca en nuestra piel un acelerado envejecimiento, sobre todo en el rostro, escote y manos.

Además del acelerado envejecimiento, otros posibles daños en la piel son:

  • -       Falta de hidratación
  • -       Aparición de manchas nuevas
  • -       Pérdida de brillo

¿Cómo podemos recuperar nuestra piel después del verano?

  • -       Sigue una dieta equilibrada. Sobre todo, incluye alimentos ricos en vitamina C. Son los encargados de regenerar la piel. Por ejemplo, frutas y verduras frescas.
  • -       Hidrátate principalmente con agua.
  • -       Exfóliate la piel para eliminar las células muertas. Esto también ayuda a la regeneración de la piel. Al mismo tiempo, el bronceado que hemos adquirido durante el verano, se mantiene más en el tiempo.
  • -       Aunque solamos centrarnos en determinadas partes del cuerpo como el escote, los hombros y la cara, te recordamos que también tienes que cuidar tus manos y pies. Suelen ser los más olvidados, pero los que más sufren en nuestro día a día. Usa una crema hidratante para mantener su piel sana.
  • -       Protégete del sol, aunque no sea verano. Ya no habrá tan altas temperaturas, pero tu piel sigue expuesta a la radiación. Busca una crema solar que proteja tanto de los rayos UVB como de los UVA.
  • -       Acude a tu dermatólogo periódicamente para revisar tus lunares o manchas. Es la mejor prevención a los diferentes tipos de cánceres de piel que existen.

Sigue una alimentación saludable

Es inicio de septiembre, el momento más adecuado para volver a cuidarnos como antes del verano. Durante los últimos meses es normal habernos dado carta blanca a la hora de comer y beber. Pero para garantizar nuestra salud y bienestar, la alimentación es clave.

Te dejamos una serie de pautas para conseguir una dieta sana y equilibrada:

  • -       Ingiere variedad de alimentos. Es importante añadir todos los grupos de alimentos en nuestra dieta y en nuestro día a día para conseguir todos los nutrientes necesarios.
  • -       Ten una dieta rica en frutas y verduras. De todos los alimentos que comemos en un día, tienen que predominar las frutas y verduras.
  • -       Reduce la ingesta de ultraprocesados y de bollería industria. Darse un capricho de vez en cuando no está mal, pero hay que intentar evitar su consumo continuado.
  • -       Lo ideal es realizar cinco comidas al día en la que se puedan distribuir todos los alimentos necesarios del día a día.
  • -       No todo es comer los alimentos más adecuados, también es importante tener en cuenta las cantidades que comemos en cada comida. De esta forma evitamos problemas de obesidad, de hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes…
  • -       El agua es la forma principal de hidratación, y lo ideal es beber entre 1 y 2 litros al día.

¿Te has apuntado ya todas nuestras recomendaciones para comenzar bien la vuelta a la rutina?

Si te ha quedado alguna duda, ¡pregúntanos! Estamos aquí para aconsejarte.

Comentarios

No hay comentarios

Escribe un comentario

Introduce tu nombre
Introduce tu nombre
Introduce tu email
Introduce tu página web
Introduce un comentario
Introduce captcha
©2019. Todos los derechos reservados. Desarrollado Qwerty Informática S.L . Diseñado por Qmarketing.